el mejor CRM

Decidir qué CRM se va a utilizar es muy importante para garantizar las ventas en cualquier compañía.

 

Independientemente del tamaño, ya sea una startup, autónomo, PYME o gran empresa, llegará un momento en el que necesites ayuda para gestionar toda la información si quieres seguir adelante y dar un buen servicio a todos tus clientes.

Un CRM, o Customer Relationship Management, es la mejor herramienta para gestionar todo lo relacionado con los clientes, un software que ayuda a monitorizar las interacciones con ellos y gestionar la información en base a estas relaciones. Contar con un CRM en la empresa aporta mucho valor porque ayuda a gestionar correctamente todos los procesos de compra y a fidelizar a los clientes.

En SPI Tecnologías sabemos la importancia que tiene esta herramienta y lo fundamental que es para poder crecer como organización y almacenar toda la información de forma segura, garantizando así las oportunidades de venta.

¿Cómo elegir un CRM?

SPI Tecnologías te ayuda a elegir el CRM que mejor se adapta a tu empresa respondiendo a una serie de preguntas para valorar las necesidades que tienes, como el tamaño de la empresa, los empleados que hay, lo que te aporta contar con un CRM dentro de tu empresa, cómo es tu embudo de ventas y qué puedes hacer para mejorarlo.

Un CRM solo tiene sentido si hay una estructura de ventas definida, ya que se usa para optimizar y organizar el proceso comercial. Por eso, si no la tienes clara lo mejor es que empieces por ahí o la herramienta no traerá los resultados esperados.

¿Qué funciones debe tener sí o sí un CRM?

  1. Integración: Debe permitir integrar todos los departamentos, así como las conexiones, emails, automatizaciones, redes sociales,…
  2. Almacenamiento de datos: Es una característica básica en cualquier CRM ya que ayuda a administrar el negocio, ver el desempeño de cada trabajador, sus ventas, las tareas e interacciones con los clientes,… Por ello, es fundamental determinar el tamaño que requerirá nuestro negocio para agilizar los procesos y crecer.
  3. Movilidad: Que puedas acceder al CRM incluso no estando en la oficina, es decir, solo con una conexión a Internet para así garantizar la flexibilidad del trabajador y operar en la nube, lo cual ofrece además mayor seguridad.
  4. Informes: Para valorar los resultados que se están obteniendo desde la adquisición de un CRM es fundamental que la herramienta ofrezca estadísticas personalizadas.
  5. Personalización: El panel de control debe ser personalizable y adaptable a cada compañía y a su forma de trabajar, para poder implementar esta herramienta de forma correcta y según las características de la empresa.

Por último, el CRM va a hacer que aumente tus ventas y que rentabilice las acciones comerciales que realice tu equipo, por eso, si decides apostar por esta herramienta, pruébala antes de instalarla en tu empresa. Nunca te saltes esta etapa, ya que es necesario entender cómo puede mejorar tu rutina y comprobar que es lo que realmente necesitas. Si tienes dudas sobre los CRM o necesitas implementar uno en tu negocio, llámanos. ¡Vale la pena invertir en esta herramienta!

 

Deja un comentario